Las curiosidades de Murcia que desconocías

12 agosto, 2019

Murcia posee una gran riqueza y patrimonio cultural; sin embargo, además de todo lo que ya sabemos, Murcia esconde una serie de curiosidades que es muy probable que no conozcas y que despiertan el interés de cualquiera.

Río Segura: vía de comunicación y fuente de oro

A lo largo del cauce del río Segura se han encontrado distintos objetos helénicos (tales como estaño, armas, marfil, ámbar, vidrio, fíbulas, bronces, alabastros, joyas, etc.) lo que refleja que, en torno al siglo IV a.C., el río Segura era una vía de comunicación con el interior peninsular. Estos hallazgos se descubrieron en las excavaciones de El Verdolay, Archena, El Cigarro y Fortuna.

Nuestro río y su oro también fueron conocidos por los etrurios, que llamaron Táder al actual río Segura (antigua región ubicada en el centro de Italia), y por los etruscos y griegos (antes del siglo IV a.C.).

En la leyenda del río Segura, también destaca la muerte por ahogamiento del general cartaginés Almílcar Barca cuando intentaba huir de la resistencia de los habitantes de Heliké (Elche de la Sierra).

En Plaza de las Flores no solo había flores

Aunque hoy en día la Plaza de las Flores es un punto de referencia para tomar un aperitivo en una espacio precioso plagado de flores, lo cierto es que, en sus orígenes, no existía esta tradición.

En la actual Plaza de las Flores había, a mediados del siglo XVII, un edificio en el que se vendía carne. Los floristas decidieron colocar sus tiendas en esta plaza para aprovechar el tránsito de personas que acudían a las carnicerías a comprar.

A principios del siglo XX, se cambió el nombre a Plaza de Pedro Díaz Cassou (escritor murciano), aunque popularmente ya se conocía como Plaza de las Flores.

Durante los siglos XIX-XX, se construyeron edificios residenciales de estilo ecléctico (de los que se conservan algunos).

No fue hasta 1968, cuando el ayuntamiento decidió poner oficialmente a la plaza el nombre por el que todo el mundo la conocía: Plaza de las Flores.

Catedral de Murcia...¿o mezquita?

La catedral de Murcia empezó siendo una mezquita. Murcia volvió a ser ocupada por los cristianos en el siglo XIII y, hasta bien entrado el siglo XIV, (en 1394, ordenado por el obispo Fernando de Pedrosa) no comenzó a levantarse una catedral, que acabó construyéndose donde estaba la antigua mezquita musulmana y cuyas obras terminaron más de un siglo después, en 1467.

Dadas las fechas de construcción, es una catedral mayormente gótica, aunque reformas posteriores hicieron que su fachada y la torre sean barrocas. Esta última mide cerca de 100 metros, lo que le permitió cumplir su propósito de poder ser vista desde todos los puntos de la huerta y de ser la estructura más alta.

Como hemos visto, algunos de los puntos de referencia y más conocidos y destacables de nuestra preciosa ciudad nacieron con unos propósitos muy diferentes y su concepción nada tenía que ver con el uso que se le da actualmente. Acabamos de repasar algunas de las curiosidades más relevantes y sorprendentes que esconde Murcia. ¿Las sabías?

Artículos relacionados

Los secretos de un buen asado

¿Cómo realizar un buen asado? Conoce la mejor manera de preparar un asado en nuestro post.

¿Qué hacer en Murcia?

¿Vienes a Murcia? No te puedes perder estos lugares.

Lo que debes visitar en Murcia

¿Visitas Murcia pronto? En nuestro artículo encontrarás los sitios que no debes perderte.