El menú del día (I)

8 agosto, 2017

Si estás buscando un restaurante especializado en la cocina tradicional en Murcia te sugerimos que vengas por el nuestro. Te ofrecemos una carta en la que vas a encontrar platos típicos de la región y una buena variedad de carnes. Además, para los que prefieren una comida equilibrada, preparamos un menú del día con todo lo que pueden necesitar.

En la actualidad, es una de las opciones que eligen numerosas personas las que optan por este menú de lunes a viernes. Pero no siempre ha sido tan bien visto, ni ha tenido el mismo nombre. Corría el año 1964 cuando el Gobierno franquista decidió obligar a los locales que sirvieran comida a ofrecer el denominado menú turístico. Se componía de un primero (que tendría que ofrecer entremeses, sopa o crema); un segundo (plato de pescado, carne o huevos con guarnición); un postre (fruta, dulce o queso); y un trozo de pan, un cuarto de litro de vino del país, cerveza, sangría u otra bebida.

Aunque debía colocarse en un lugar destacado y visible, lo cierto es que su implantación no fue un éxito. De hecho, algunos restaurantes desaconsejaban el consumo e incluso advertían de su peor calidad. Además, no se solía entregar con la carta del local.

Como ves, en unos pocos años desde su nacimiento, el menú del día se ha convertido en una de las opciones más atractivas para muchos comensales. En nuestro restaurante de cocina tradicional en Murcia no te defraudará. Acércate a probarlo cuando quieras.

Además, en Puerta de Murcia Restaurante puedes disfrutar de unos postres caseros y de una amplia selección de vinos y licores para regar nuestros platos. También puedes optar por raciones y tapas para tu comida.

Artículos relacionados

De dónde viene el término socarrat

¿De dónde proviene el término socarrat? ¡Te damos las claves!

El cordero segureño a la brasa

El cordero segureño es un plato exquisito y de gran calidad. ¡Conoce todo sobre este plato!

La tapa se globaliza

El salir de tapas es la manera más divertida, dinámica, variada y sabrosa de alimentarse mientras tomas algo y compartes un buen rato con los amigos.