Secretos para cocinar carne a la brasa

21 enero, 2020

La carne a la brasa sin duda es uno de los platos estrella que no puede faltar en nuestra mesa. Hoy te contamos los secretos para que te quede, ¡Perfecta!

Carne a la brasa perfecta

A la hora de preparar carne a la brasa debemos tener en cuenta varios factores que no deben pasar desapercibidos. Aunque aparentemente sea una tarea fácil, si sigues nuestros consejos ¡te convertirás en un auténtico maestro de las brasas!

Lo primero es diferenciar el tipo de calor que vamos a utilizar. No todas las carnes son iguales. En esta entrada de blog te hablamos de las mejores carnes para disfrutar a la brasa. Si vas a cocinar por ejemplo hamburguesas, salchichas o chuletas es mejor utilizar un calor directo, a máxima temperatura.

El calor directo es el más utilizado por ejemplo, cuando hacemos una barbacoa. Se caracteriza porque las brasas están a máxima temperatura cuando ponemos la carne sobre ellas y en muy poco tiempo la comida está preparada, pero también hay que prestar mucha atención si no quieres comer carne chamuscada.

Cuando utilizamos un calor directo, la textura final de la carne es mucho más crujiente

Por su parte, si vamos a cocinar otro tipo de carnes como cortes grandes y gruesos, costillares, pollos enteros o incluso algunas verduras, mazorcas o patatas, lo ideal es utilizar calor indirecto. Estaremos elaborando carnes de manera más lenta y pausada, pero con un sabor y textura totalmente distinto que si usamos calor directo.

Para poder utilizar este método es imprescindible que podamos tapar nuestras brasas o parrilla, así podremos conservar mejor el calor.

Eligiendo el método de calor adecuado conseguiremos sacar lo mejor de la carne en cuanto a sabor, textura y aroma. ¡Tus invitados quedarán encantados!

La preparación

La preparación de la carne es un proceso a tener en cuenta. Un rato antes de cocinarla (aproximadamente una o dos horas) untaremos la carne con aceite y sal, y la dejaremos reposar en la nevera. Con esto crearemos una corteza exterior perfecta a la hora de cocinar a la brasa.

Después, (aproximadamente 45 minutos antes de poner toda nuestra carne sobre las brasas) la sacaremos de la nevera para que se vaya aclimatando a la temperatura del ambiente. Un coche muy brusco de frío y calor puede dar lugar a un mal cocinado y a una mala textura final.

Para cocinar bien a la brasa debes elegir una buena materia prima. Por ejemplo, si vas a hacer una barbacoa, el carbón vegetal es la mejor opción. Un carbón vegetal de buena calidad será más duradero, aportará más sabor a la carne y tendrá más poder calorífico.

¿Cómo identificar que las brasas están en su punto?

Tenemos que cocinar con brasas en su punto, no con llamas o brasas quemadas (negras). El punto justo es cuando las brasas están de color blanco. Puedes recurrir al método de los 7 segundos, poner la mano encima y ver si eres capaz de aguantar el calor durante ese tiempo.

A la hora de controlar el calor, si no dispones de una parrilla en la que puedas regular la altura, esparcir o reunir las brasas es una buena opción (es el método tradicional). Si vas a utilizar sartén o barbacoa de gas calienta bien todos los utensilios antes de cocinar.

Por último, pero no menos importante: el punto de la carne. Dependiendo de tu gusto o el de tus invitados puedes preparar la carne poco hecha, hecha o al punto. Ahí entrará en juego un factor importantísimo. El tiempo de exposición de la carne a las brasas.

Aunque preparar carne pueda parecer algo sencillo, si sigues nuestras pequeñas recomendaciones te garantizamos que el éxito está asegurado. ¡Bon appetit!

Artículos relacionados

¿Qué tomar cuando sales de tapeo?

Los típicos bares de tapas en Murcia son una de las mejores opciones para invitar a la familia o amigos a pasar un rato de charla y risas.

Conoce la historia del zarangollo

¿Conoces el origen de nuestro zarangollo murciano?

Las tapas más típicas de España

Conoce la guía definitiva para conocer todas las principales tapas de España.